Moral publica vs Moral privada

Desde A Coruña, para quien encuentre mis palabras y reflexiones perdidas en el mar de letras de internet.

Hoy leía en el diario ABC un artículo titulado "Una instancia superior...", me ha parecido interesante en su estudio de la situación actual, de su evolución, no se sin embargo si estoy de acuerdo con las conclusiones y soluciones que propone. Para eso tendría que saber a que se refiere con la expresión "Instancia superior".

Afirma que occidente se encuentra en crisis no solo económica y financiera sino también intelectual y moral (ideas, creencias, principios y valores). No puedo dejar de estar de acuerdo, es tan evidente esta verdad que deslumbra.

¿Lo aceptamos todos así? No sabría decirlo, la mente humana es increiblemente capaz para la doblez intima, para la dualidad impensable pero no imposible en nuestro complejo cerebro... A duras penas analizo mi ego, la semilla dicotiledonia que origina y tal vez rige en gran parte mi propio ser.

Creo que lo sabemos, pero lo apartamos a un lado para sumergirnos en la corriente de lo inmediato, del interés personal, guía perfecto para sobrevivir solo en el mundo del caos ¿Es tal vez que inconscientemente nos preparamos para el?¿Tal vez es que nuestro yo más primario, visceral e inconsciente, aquel cuya existencia no resiste la luz de la consciencia, el que nos guía?

Dice que el primer paso es reconocer su existencia, el segundo diagnosticarla.

Indudablemente cuando algo va mal los signos mas inmediatos son los resultados imprevistos, desconcertantes y desafortunadamente desagradables en el devenir social. Es la señal de alarma, el primer paso. Algo ha salido fuera de las previsiones y además el resultado nos afecta negativamente. El segundo paso, la persistencia, lo imprevisto se repite y adquiere carácter de tendencia, tiende a convertirse en habitual... ¿Vamos siguiendo el paralelismos con la realidad social? Creo que todos podemos verlo si no nos ciega la capacidad de juicio alguna clase de doctrina...

El árbol de la crisis financiera nos impide ver la crisis moral... Hum... que diría una novela anglosajona ¿Es la ceguera arbórea o simplemente la difícil consecución de una conciliación de la ética personal diluida en hedonismo cutre con los altos principios del superego doctrinario tan mal digerido como desfasado, decadente, que no encaja ni con su sombra inexistente? Será la luz que nos impide ver... Echémosle la culpa al sol..., es más fácil, la lampara de dios se está quedando sin pilas, pena que no tenga garantía, sucumbamos pues al fatalismo ante lo "inevitable" que dicte un libro apocalíptico cualquiera, un horóscopo, el día de pie izquierdo de algún director de cine...

Derrumbe del bloque comunista, países y gentes que buscan nuevo liderazgo moral e ideológico en un occidente que ya ha perdido el norte, tal vez por falta de enemigo visible y cae en la indolencia... Esta es mi libre interpretación de lo que leo...

El derrumbe de los comunismos deja medio mundo sin vara guia, al 25 por ciento los deja sin dios ideológico, sin gurú doctrinario, el otro 25% solo siente ansia furiosa de libertad, un impulso caótico de recuperación de los derechos individuales. Es una huida, una desbandada en la que solo unos pocos tienen las ideas claras, el resto simplemente aullan a la luna... Los fuertes, los que controlan los resortes en la sombra construyen un nuevo "orden", el resultado a la vista está, es variopinto, tanto como la diversidad de naciones resultantes más a todos sigue faltando un dios ideológico, un gurú doctrinario... La fe es una costumbre difícil de desarraigar, es seguir siendo oveja aunque se bale muy alto, seguir los consejos del lobo, con suerte del perro... en todo caso el destino es ser ganado o pieza de caza.

Occidente se queda sin referencia negativa, el enemigo se diluye en la corriente de la nueva babel ideológica, se pierde el impulso. Los vientos alisios ya no son constantes. No hay ruta evidente y en casa las naves del colon inverso de turno no saben si partir o quedarse en casa. Su comportamiento es errático, inseguro, la brújula ha perdido el norte. Se busca gurú, se busca dios ideológico sin caducidad..., se busca enemigo ¿A donde vas occidente?¿Lo sabes? Yo creo que no.

El síntoma internacional más llamativo de esta decadencia occidental, allí le llama aldabonazo, es el atentado de las torres gemelas. El golpe se hace mas desbastador por cuanto el agredido padece una aguda crisis moral viene a decir... Probablemente es el síntoma más evidente de que la cuerda que se empezó a dejar correr se ha escapado de la mano y vuelve convertida en gato de nueve colas.

Uno de los síntomas nacionales mas llamativos, la aceptación del aborto sin apenas discriminación mientras al tiempo se defiende en público y ante las naciones unidas el derecho a la vida, la desaparición de la pena de muerte viene a decir...

Es evidente la contradicción ética. El aborto no es ni mucho menos algo deseable moralmente, aunque tal vez satisfaga aparentemente y de modo momentaneo los acuciantes y mezquinos deseos del ego. Es incompatible con la altruista defensa del derecho a la vida... ¿Como defender la vida de un criminal y al tiempo destruir en su raíz una existencia a medio desarrollar y que por tanto difícilmente puede ser juzgada con justicia antes de llegar a ser?

Dice que Ortega y Gasset ya nos previno acerca de la rebelión de las masas y la crisis europea y cita: "El día que vuelva a imperar en Eurora una auténtica filosofía, única cosa que puede salvarla, se volverá a caer en la cuenta de que el hombre es, tenga de ello ganas o no, un ser constitutivamente forzado a buscar una instancia superior. Si logra por si mismo encontrarla, es que es un hombre excelente; si no, es que es un hombre-masa y necesita recibirla de aquel.

Sinceramente desconozco los escritos de Ortega y Gasset. Apenas alcanzo a conocer los títulos. No pretendo por tanto desmontar sus teorias o contradecirlas, por el simple motivo de que las desconozco.

Desde mi simple capacidad de raciocinio, sujeta a la falibilidad humana que comparto con toda la especie, voy a tratar de dar una opinión personal que como tal ha de juzgarse, sobre esta simple cita que no sobre el conjunto del pensamiento de Ortega y Gasset.

Si por auténtica filosofía entiende Ortega y Gasset una pensamiento de amplias miras, explorador del saber, buscador del conocimiento de la naturaleza humana y de sus relaciones con el entorno natural y social en el que coexiste con sus semejantes y otras especies, en tal caso he de decir que creo que esta capacidad de conexión global de búsqueda y exploración, de dura extracción de conocimiento imparcial a partir de las montañas de datos que asaltan nuestros sentidos diré que evidentemente nuestros variados arboles nos impiden ver el bosque, los bosques, los claros e incluso nuestra propia imagen en el espejo del agua que nos ocultan.

Hemos perdido el norte personal, el social, eso creo yo. ¿Como podemos sentirnos si no desmoralizados como en el artículo se afirma.

Hombre-masa, hombre excelente. Una dualidad de grados de comprensión, afirma según entiendo Ortega y Gasset.... Hombre consciente de su propia naturaleza, de sus debilidades, hombre que las afronta, hombre que no... Hombre que decide, hombre que delega la capacidad de decisión, sumergido en lo inmediato incapaz de afrontar a un tiempo a su ego y al universo.

Evidentemente entre tanta confusión y estamos desorientados. Los pensadores, los hombres excelentes nos han salido ranas, interesados y/o tal vez su camarilla de mandos intermedios se han desmelenado y están entregados a la orgía de los corrales de la sabiduría poderosa. Se saben capaces los unos de dominar un mundo de ovejas, tal vez con recta intención, tal vez guiados por la erótica del poder hasta el desenfreno enloquecido de un Napoleón, de un A. Hitler... Los otros desde la oscuridad de los entresijos del poder, guiados por su pobre inteligencia inmediata, esquilman los nidos de las gallinas de los huevos de oro hasta hacerlas perecer por inanición, por falta de descendencia o por frio al haberlas despojado hasta de sus plumas.

Evidentemente la política y la economía solo son la piel, la superficie más evidente de la vida social. Su crisis no es mas que un reflejo de una crisis más profunda, la que surge de las profundidades de nuestra propia naturaleza y ha pasado de ser un problema individual a convertirse en un problema de masas, en un problema social... Un explosivo que no por retardado será menos letal.

Desconozco los detalles de la filosofía de Alasdair MacIntire que se cita, solo he "hojeado" la wikipeda para entender mas o menos la referencia, también desconozco la de las fuentes de las que bebe... No pretendo estar capacitado para juzgarlas en justicia, mucho menos teniendo en cuenta las circunstancias y las posibilidades de acceso al conocimiento de su tiempo. Pero trataré de razonar con mentalidad abierta sobre lo que se indica tomándolas como base.

El artículo trata, entiendo yo, de determinar cual es la naturaleza de la ética o moral personal de los seres humanos como individuos, cual es la corriente dominante en este aspecto entre los ciudadanos occidentales. Para ello parte del presupuesto, para mi acertado, de que a falta de perro guia, cada cual va por su lado, hay una dispersión de concepciones y metas, una diversidad carente de mayorias bien orientadas, centradas. La situación en este aspecto es de caída libre en los instintos más primarios entre las "masas" cultivadas o no, la moral del poder simplemente ha caído en otra clase distinta de desenfreno, la que le es propia.

Dos Europas dice el artículo... Hum...yo creo que serán más... El tiempo dirá cual era el diagnóstico acertado, después de la autopsia por supuesto... Esperemos que no tenga que hacerse en una Europa aun viva, los cadáveres al menos no sufren.

Enemigo exterior, enemigo interior dice el artículo... Ambossss los cuatro diría yo. Tanto a nivel de continentes-bloques, como a nivel interior de sociedades, entre los grupos de individuos y a nivel interno de los simples individuos...

Eris, divinidad griega de la discordia nos acecha. No estamos de acuerdo con nosotros mismos, con nuestros vecinos, con las restantes naciones, con los restrantes bloques.... Ya sean cualquiera de ellos ideológicos, económicos, geográficos o simples individuos o grupos. Los más variados monos de nuestro zoo desafortunadamente están armados, tal como ocurría en el planeta de los simios, tal vez sin saberlo hemos vuelto a casa, a la caverna y es la más alta cima de la estupidez lo que nos acecha tras la larga marcha que bajando nos lleva a la cima.

Hemos cedido a los excesos en el individualismo. El individuo como tal es un dios olímpico, abandonado a la todopoderosa voluntad de su propio capricho... El orden social, el concepto de deber, el ansia de perseguir el bien social se han perdido. Lo mas miserable de nuestra naturaleza adquiere estatus y etiqueta de sublime. Lo mas sublime y altruista de nuestra naturaleza adquiere estatus y etiqueta de indeseable, de miserable tal vez...

Tal vez debemos hacer algo para que no se pierda España, Europa, el mundo pero..., tal vez deberíamos empezar por no perdernos a nosotros mismos. En la imperfección del primer primer ladrillo, de la primera piedra esta la debilidad del edificio. Tal vez en el barro mismo esta la debilidad que nos acecha; en el barro y en la codicia de los constructores.

Yo, tu, nosotros... El ellos no existe, solo es un recuerdo de la distancia que ya no existe. ¿Seremos capaces de verlo a tiempo antes de perder del todo la cordura?

No hay comentarios: