Oscuridad

Cuando apenas apunta el alba besas el rio
Con el fin de tus negras angustias llegó el frio
Con el pretendieron entregarte al olvido

Atras quedó el sufrimiento sin nombre en los caminos perdidos
Atras el terror desmedido que te dejo vacío
Atras el vil asesino que apagó el sol en tus ojos ahora dormidos

El agua gélida deborará tu cuerpo perdido
El y solo el te espera al final del camino
Entra, besa tu nuevo suelo, hermano caido

Ronca quedo tu garganta de pedir piedad al odio
Recia el alma de tu quebrado cuerpo perdido
Ruda el alma de tu verdugo mezquino

Tras de ti quedó aquella que te dio la vida
Tras tu larga sombra se marchitó un corazón de dolida
Tras tu último aliento quedó un retoño sin la raíz de su vida

Una luz que te esquiva canta
Una que puso tu nombre a otra cara
Una que ama sin nombre al amor de otra alma

Lo que me inspiró: Nuria Amat en El País "Mis muertos, tus muertos, nuestros muertos"

No hay comentarios: