El precio del silencio ¿Estas dispuesto a pagarlo, a que los tuyos lo paguen?

Hoy solo traigo una reflexión, una cita y una propuesta que indico resaltadas mas abajo. He comprobado la procedencia de la cita hasta donde la red, mi paciencia y disponibilidad de tiempo me permiten.

Realmente no es importante la procedencia, salvo por atribuir el crédito a quien lo merece, lo realmente importante es el mensaje en si y el valor se lo da el precio que tuvo que pagar quien lo pronunció por hablar con claridad de un tema tabú en tiempos oscuros.

"Nuestra generación no se habrá lamentado tanto de los crímenes de los perversos, como del estremecedor silencio de los bondadosos", Martin Luther King.

Los tiempos no han llevado de momento a nuestro país a situaciones tan dramáticas como las que dieron lugar a esta frase pero nuestra falta de acción es similar ante situaciones que pueden llevarlo a una situación realmente dramática con consecuencias a largo plazo.

Como Gandhi creo en los medios pacíficos para expresar el desacuerdo. Creo que, aun en silencio y sin violencia, se pueden expresar protestas, de todos modos este es un país que ama el espectáculo así que al menos tal vez haga falta hacer ruido...

Propongo organizar una cacerolada a nivel nacional en las plazas todos los ayuntamientos de España para hacer despertar a nuestros amadísimos representantes políticos. Sin un solo gesto airado, sin una sola acción violenta, pero con un mensaje de rechazo unánime a nuestra clase política y su inacción ante las circunstancias presentes.

Se puede organizar a través de la red, debe planificarse con tiempo suficiente para que sea posible contar con mucha gente, actuar de modo organizado y en día no laborable (Domingo quizás, varios sucesivos si es preciso) para no interrumpir cualquier actividad, no está el país para sobresaltos, ni tampoco la situación internacional para alentar miedos por muy injustificados que sean.

Si os decidís a adoptar la idea no tengo inconveniente en organizar con vuestro apoyo la difusión a través de la red. Cualquier camino se empieza con un primer paso y en algún momento habrá que darlo antes de que el agua no llegue al cuello, esperar que nuestros políticos lo den es tan rápido como esperar a que crezca la hierba en un desierto.

No hay comentarios: