Es la hora H del dia D. Cordura es la respuesta

Desde A Coruña, para quien encuentre mis palabras y reflexiones perdidas en el mar de letras de internet.

La bondad o la maldad no necesitan etiquetas, se visten con sus propios actos. La ética, la moral, son personales. La dicisión es tuya, la reunión con tus afines no necesita más créditos que los que proporciona el diálogo, la palabra, la escucha, la razón al fin.

Tras escuchar decide en el silencio de tu conciencia, con tu propia razón y corazón como únicos guias. Si estas en paz ambos armonizarán en el buen camino sin necesidad de marcarles límites, en cualquier caso preocúpate y vigila.

Vigila que ambos no sean cómplices para jugar en tu contra. Con suerte encontrarás el camino.

Tu eres tu propio guía, de tu salvación o de tu perdición. Solo tu eliges. Solo tu respondes. Solo tu decides, pero todos cobran o pagan por tus aciertos o errores.

Es hora de exigir, tambien de ceder, de esclarecer y establecer método y reglas de juego. Ninguna carta ha de quedar bajo el tapete. La razón nos abrirá camino, pero habrá que mantenerlo despejado en el futuro, no ha de crecer de nuevo la maleza que lo entorpezca.

Uy, me ha salido algo entre la religión y el yoga jajaja. Que nadie se ponga a rezar o a hacer posturítas o dimito del oficio de charlatán en público.

No hay comentarios: