Fumando espero...

Desde A Coruña, para quien encuentre mis palabras y reflexiones perdidas en la red de redes.

...a que el pueblo español despierte ¿de una de sus mas largas siestas? No, del sopor de un nuevo sueño del opio de la utopía. Tal vez cuando se le despeje la cabeza reconozca en la boca el sabor amargo de la decepción y vea claro... ¿Vana ilusión? Tal vez...

En todo caso seguiré cantándole esta nana hasta que preste atención, aunque sea para tirarme piedras para no tener que escucharme más, en la esperanza de que, con la mente despejada por la perspectiva del sufrimiento futuro, abra los ojos y valore sin prejuicios a quienes con sus cánticos de sirena le alejan del camino en las más variadas direcciones... Solo entonces escuchará a quienes la dan razones válidas.

Tal vez, con los oídos tapados para evitar oír los cánticos de la perdición, leyendo en las letras las verdades y mentiras, no sucumba una vez más al naufragio que siempre parece aguardarle en un futuro que siempre lo devuelve a los mismo caminos errados...

Futuro, pasado, solo tiempos verbales que reflejan un camino en eterno presente de ciclos de círculos sucesivos que siempre vuelven a encontrarse a si mismos en la piedra de toque de nuestras desgracias, bajo distintas etiquetas de causa...

Quizás, al menos por una vez, la razón sea la guia...

2 comentarios:

Katy dijo...

Quizas...
Feliz domingo

NI dijo...

Mas nos vale.

Feliz domingo

Un abrazo