Prince of Persia. La película

Desde A Coruña, para quien encuentre mis palabras y reflexiones perdidas en la red de redes.

Evidentemente en una película no espero encontrar la guia ética del camino de la humanidad, tanta trascendencia sin otros ingredientes sería francamente aburrida.

Muy a menudo es suficiente milagro encontrar grata diversion, acción trepidante, escenarios exóticos, aunque esté algo sobrecargada de espectáculo, un toque leve de sentimiento y final feliz con efectos retroactivos...

La lógica queda a un lado. Todo es posible cuando juegas con el tiempo y los dioses.

Ha sido una película grata de ver, espectácular, cargada de hazañas imposibles, agilidades impensables y mágia..., aderezada con un ligero toque de amor resistente a los encantos masculinos y al tiempo mas alla de la memoria... Saber es suficiente y la sabiduría más simple, la más reconfortante, es conformarse con ello.

Es una película para soñadores de sueños imposibles, magias simples entretejidas en el tapiz del argumento y delicias orientales de las que no producen sonrojo ni a las viejecitas prematuras de "tapa boca pero no los ojos".

Imagen, sonido y acción con un toque de corazon, bien hilada...

Ha sido un grato pasatiempo y diversión sin pretensiones para niños y grandes.

El único detalle que me descuadrazó fué el humor con toques modernos de una banda de ladrones que manejaban la propaganda como arma, preocupados porque no persiga sus negocios de autónomos de las apuestas la hacienda pública... Como meter a Han Solo en una guerra del año taitantos antes de Cristo, menos mal que no venía montado en el Halcón Milenario...

Que conste en acta que nunca he jugado al juego del mismo nombre...

No hay comentarios: