El sindrome del "Listillo"



En una manifestación sorprende, cuando la situación es pacífica, y también cuando no lo es, como se vuelve al tópico tan televisivo en las series policiales del "LISTILLO" que reclama el cumplimiento de la legislación que garantiza el respeto a un derecho legalmente reconocido.

Un ciudadano que reclama el cumplimiento de la ley no es un "LISTILLO", está en su derecho. Si un funcionario publico se lo deniega y ademas recurre a la fuerza y/o a triquiñuelas legales para hacerlo desistir, esta actuando incorrectamente y su actuación debería ser castigada con severidad. En otro caso no estaríamos en un Estado de Derecho, sino en un estado policial.

En el caso de la obligación legal de un policía de identificarse se está garantizando con ello el derecho a la defensa de aquel que está siendo identificado o detenido por una actuación supuestamente delictiva. En caso de que el policia no se identifique debidamente debería considerarse responsable de su actuación al agente en primer lugar, y si no pudiese averiguarse su identidad (obligación de sus superiores y de la autoridad gubernativa), a sus superiores o a la autoridad gubernativa con cuya autorización se ha emprendido la acción si no consiguen hacer efectiva esta identificación. La responsabilidad va con el mando.

En la identificación por el numero de placa o el numero de identificación en un antidisturbios, pienso que esta garantizada la confidencialidad de los datos personales, por ello no es excusa salvaguardad la identidad ante delincuentes, más si la manifestación o concentración es pacifica.a

Si un ciudadano debe estar identificado y en otro caso puede ser conducido a la comisaria para su identificación, se expone tanto a la animadversión de los funcionarios, como se expone un policía cuando se identifica, con la protección adicional que otorga al funcionario el hecho que se le identifique con un numero y no con su nombre y demás datos personales incluidos en su D.N.I.

No hay comentarios: